fbpx

La forma más habitual de medir nuestra inteligencia o cociente intelectual ha ido siempre ligada a nuestras capacidades lógicas. En algunas ocasiones se han utilizado tests que incluían capacidades verbales, manipulativas o de velocidad de procesamiento, pero el estudio no solía ir mucho más allá.

Howard Gardner, psicólogo estadounidense, investigador y profesor de la Universidad de Harvard fue el primero en afirmar que existen otras muchas inteligencias que diferencian a los seres humanos y que, sin embargo, no se miden en ninguno de los tests habituales de inteligencia.

Esta es la llamada Teoría de las Inteligencias Múltiples, una creencia que propone un concepto de desarrollo algo distinto a lo que se venía haciendo, alegando que la vida humana requiere del desarrollo de varios tipos de inteligencias.

Qué son las inteligencias múltiples

que son las inteligencias múltiples

Esta nueva teoría sobre la inteligencia ofrece al área psicoeducativa un nuevo enfoque donde la inteligencia ya no se considera como un constructo unitario que agrupa diferentes capacidades específicas, sino que supone una red completa de elementos que está interrelacionados entre sí. Esto es, cada persona tiene innatas unas aptitudes concretas que le permiten ser más o menos hábiles en el desempeño de determinadas tareas.

Esta teoría, a pesar de haber cierto debate con el número de inteligencias múltiples, identifica 8 tipos distintos de inteligencia:

  1. Lógico – matemática: esta ha sido durante años considerada la inteligencia “única” por excelencia, empleándose como eje principal para detectar el nivel de inteligencia de las personas.
    Como su nombre indica, este tipo de inteligencia está relacionada con el razonamiento lógico y la capacidad de resolución de problemas matemáticos, usando siempre la rapidez como indicador principal.
  2. Lingüístico – verbal: la inteligencia lingüística hace referencia tanto a la comunicación oral como a otros tipos de comunicaciones como son la escritura o la gestualidad. Mide la fluidez que tienen los individuos en el uso de la palabra, así como la destreza en la utilización del lenguaje.
  3. Musical – rítmica: este tipo de inteligencia es la que nos permite crear sonidos, ritmos y melodías. Gracias a ella, somos capaces de crear sonidos nuevos y de expresar sentimientos y emociones a través de la música. De hecho, algunas zonas del cerebro ejecutan funciones relacionadas con la interpretación y composición de música.
  4. Visual – espacial: supone la capacidad que tenemos de observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas. Nos permite configurar un modelo mental de formas, colores y texturas y está estrechamente ligada a la imaginación. Esta inteligencia capacita para la creación de diseños, cuadros, diagramas y construcciones.
  5. Naturalista: se trata de una inteligencia que permite detectar y diferenciar todos los aspectos relacionados con el entorno, como podrían ser las distintas especies de animales, plantas o incluso fenómenos relacionados con el clima. Se considera que está relacionada directamente con la supervivencia del ser humano y que ha redundado en la evolución.
  6. Intrapersonal – individual: esta capacidad se relaciona con la posibilidad de controlar nuestro ámbito interno, regulando tanto las emociones como el foco de atención. Implica capacidades de gestión emocional y de reflexión sobre las mismas. Es, en definitiva, la capacidad que como seres humanos tenemos de relacionarnos con nosotros mismos, entender lo que hacemos y valorar nuestras propias acciones.
  7. Interpersonal – social: esta inteligencia nos capacita para detectar aspectos sobre otros individuos, más allá de nuestros sentidos. A través de palabras o gestos interpreta los objetivos o metas de cada discurso y consigue empatizar con los demás.
  8. Corporal – Kinestética: se trata de habilidades motrices requeridas para expresar ciertas emociones. Implica también las capacidades más intuitivas como el uso de la inteligencia corporal para expresar sentimientos mediante el cuerpo.

En conclusión, todas las personas desarrollamos de forma innata y a partir de nuestras experiencias vitales cada una de las inteligencias múltiples, siendo todas ellas importantes en nuestro día a día. Desde Intur Restauración Colectiva consideramos que es importante educar en consonancia a esta teoría, propiciando actividades y dinámicas donde los niños y niñas puedan desarrollar cada una de estas inteligencias y potenciando los puntos fuertes de cada uno.

Y vosotros en casa, ¿conseguís trabajar con vuestros/as peques todas las inteligencias?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

964 39 35 99 APP