El verano es una temporada en la que los niños y niñas tienen más tiempo libre para disfrutar al aire libre y realizar actividades físicas, pero también es un momento en el que el calor puede afectar a su apetito y provocarles deshidratación. Por eso, es importante ofrecerles meriendas saludables y refrescantes que les ayuden a mantenerse hidratados y les proporcionen la energía y nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo.

A continuación, te presentamos 10 opciones de meriendas saludables y refrescantes para los más pequeños que puedes preparar fácilmente en casa:

1. Helado de frutas casero: este helado es una excelente alternativa a los helados comerciales, que suelen contener altas cantidades de azúcar y grasas saturadas. Para prepararlo, solo necesitas mezclar frutas frescas (como plátanos, fresas o mangos) con yogurt natural y congelar la mezcla en moldes para helados. Son ricos en fibra, vitaminas y minerales, además de ser una fuente de proteína y calcio gracias al yogurt.

2. Palitos de frutas con yogurt: esta merienda es ideal para los niños y niñas que prefieren las frutas frescas. Simplemente corta frutas como melón, piña, uvas y kiwi en trozos y colócalas en palitos de madera. Sirve con yogurt natural como dip para añadir una fuente adicional de proteínas y calcio. 

3. Batidos de frutas y verduras: los batidos son una excelente manera de incorporar más frutas y verduras en la alimentación. Mezcla frutas frescas (como plátanos, fresas o arándanos) con verduras (como espinacas o kale) y leche o yogurt para crear un batido nutritivo y refrescante. Esta merienda es rica en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

4. Tazones de açai con frutas frescas y granola: el açai es una baya originaria de Brasil que se ha convertido en un superalimento popular gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Los tazones de açai se preparan mezclando la pulpa de la baya con leche o yogurt y sirviendo en un tazón con frutas frescas y granola. Esta merienda es rica en fibra, vitaminas y antioxidantes, y puede ser una buena fuente de proteína y calcio si se añade yogurt. 

5. Rollitos de jamón y queso con verduras: esta merienda es una opción salada y rica en proteínas y vitaminas. Para prepararla, corta verduras frescas (como zanahorias, pepinos y pimientos) en tiras y envuelve en jamón y queso. Sirve con un dip de guacamole para añadir grasas saludables y una fuente adicional de proteínas. 

6. Mini frittatas de vegetales: estas mini frittatas son una excelente manera de incorporar verduras en la alimentación infantil. Para prepararlas, mezcla huevos con verduras frescas (como espinacas, champiñones o pimientos) y hornea en moldes para muffins. Estas frittatas son ricas en proteínas, vitaminas y minerales, y también son una buena fuente de fibra si se añaden vegetales como espinacas. 

7. Barritas de granola caseras: las barritas de granola caseras son una opción saludable y conveniente para llevar a cualquier lugar. Para prepararlas, mezcla avena, frutos secos, semillas y miel en una bandeja y hornea hasta que estén doradas. 

8. Gazpacho: el gazpacho es una excelente fuente de hidratación y vitaminas. Para prepararlo, mezcla tomates, pepinos, pimientos, cebolla y ajo en un procesador de alimentos y sirve frío. Esta sopa es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes.

Además de ofrecer opciones saludables de meriendas, es importante motivar a los niños y niñas a comer de manera saludable. Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudar: 

  • Involucra a los pequeños de la casa en la preparación de las meriendas. Deja que elijan las frutas y verduras que quieren comer y ayúdales a preparar las recetas. 
  • Haz un picnic en el parque o en el jardín. A los niños les encanta comer al aire libre y disfrutar de la naturaleza.  
  • Mantén la variedad en las opciones de merienda. Ofrece una variedad de frutas, verduras, proteínas y grasas saludables para que puedan elegir y experimentar con diferentes sabores y texturas. 
  • Haz que las meriendas sean divertidas y atractivas. Utiliza moldes de formas divertidas para hacer helados de frutas, crea brochetas con formas divertidas o utiliza recipientes coloridos para presentar las meriendas. 

Siguiendo estos consejos, puedes ayudar a motivar a los niños y niñas a comer de manera saludable durante el verano y asegurarte de que estén recibiendo los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse adecuadamente. ¡Que disfruten de un verano lleno de meriendas saludables y refrescantes! 

Directo: ¿Qué le doy de comer a mis hijos en verano? 

Por último, te dejamos este directo de nuestra Escuela Familias de junio. En él, María Congil, Dietista-Nutricionista de Casa Intur, aporta unas pequeñas pinceladas de alimentación saludable y nos enseña cómo comer sano en vacaciones. 

¡Feliz y saludable verano, familias! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

964 39 35 99 APP