Compartir...
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on TumblrShare on Google+Digg thisEmail this to someone

La pirámide nutricional es una herramienta muy útil a la hora de seguir una dieta equilibrada. Nos permite distinguir fácilmente cuales son los alimentos que debemos consumir en mayor cantidad, los que componen la base de nuestra alimentación y los que deben estar presentes solo de forma esporádica, o incluso opcional, como los dulces, la bollería, los refrescos….

Además, esta pirámide de la alimentación nos indica el número de raciones que debemos consumir de cada alimento. Así, podemos dividir las cinco comidas diarias de este modo:

  1. Desayuno: Se considera la comida más importante del día. 10-15 minutos son suficientes para sentarse a la mesa y desayunar tranquilos, sin prisas ni presiones. Un desayuno completo y sano incluye lácteos, cereales y fruta.
  2. Almuerzo: Suele ser más ligero que el desayuno. El almuerzo es un tentempié que nos recarga de energía hasta la hora de la comida. Nuestro consejo: tomar alguna fruta, yogur o un pequeño bocadillo de  pechuga de pavo con queso.
  3. Comida: Una comida completa está compuesta por un primer y segundo plato, ensalada y postre. El primer plato podría constar de: arroz, pasta, patatas, legumbres o vegetales. El segundo, de un alimento rico en proteínas como carnes magras, pescado o huevos. Y para el postre una pieza de fruta.
  4. Merienda: Se trata de otro tentempié que nos permite aguantar hasta la hora de cenar. Al igual que el almuerzo, puedes prepararte un pequeño bocadillo, tomar una pieza de fruta o un yogur con un puñadito de frutos secos.
  5. Cena: Similar a la comida, pero más ligera. La cena puede estar compuesta por una ración de verduras y otra de carne, pescado o huevo. En este caso, tendremos en cuenta que hemos tomado durante la comida para no repetir y conseguir que nuestro menú diario sea lo más variado posible.

Y recuerda la importancia del ejercicio físico en nuestro día a día. Al menos, debemos dedicar una hora al día a realizar una actividad física acorde a nuestras posibilidades. Las indicaciones de esta pirámide alimenticia junto a la práctica de ejercicio es la clave para conseguir una dieta saludable.

Fuente fotografía ‘La pirámide de la alimentación’: www.alimentacion.es